Qué es el acoso escolar (bullying) y qué hacer ante él

¿Qué hacer ante el acoso escolar?

El acoso escolar es uno de los problemas que viven muchos niños y adolescentes de nuestro país, en ocasiones de forma silenciosa, por la vergüenza que supone mostrarse vulnerable ante los demás. Como psicólogos creemos necesario que tanto profesores y como padres se muestren alerta con el fin de detectar los primeros síntomas y tomar las medidas necesarias para proteger al menor.

El acoso escolar es también denominado bullying. Los protagonistas de este acoso sufren un continuo maltrato psicológico, físico y/o verbal sintiéndose humillados e inseguros constantemente en su ámbito escolar, llegando a necesitar ayuda psicológica profesional.

Desde nuestro gabinete psicológico en Madrid ayudamos cada año a docenas de jóvenes y a sus familias a enfrentarse a esta situación.

A continuación indicamos algunos síntomas y claves para ayudarte detectar el maltrato escolar en tu hijo/a de forma precoz:

  • Si tu hijo muestra miedo o rechazo a ir al colegio, puede ser víctima de acoso escolar por parte de sus compañeros.
  • Si tu hijo se pone enfermo por la mañana (dolor de tripa o cabeza), puede ser que no se sienta seguro en el colegio y busca consuelo permaneciendo en casa.
  • Si evita contar lo que hace con sus amigos en el colegio.
  • Si ves comportamientos diferentes a los que suele mostrar tu hijo, tristeza que persiste en el tiempo, problemas de sueño y pesadillas nocturnas, problemas de falta de apetito… no dudes en consultarnos, somos psicólogos colegiados.

Si crees que tu hijo padece o puede padecer acoso escolar es muy recomendable crear con tu hijo un ambiente de confianza y seguridad, recordarle que estás de su lado, pero evitando la presión y la invasión. Ayudar a tu hijo en su relación con los demás no es mostrarte irascible ante sus silencios, sino hacerle comprender que estarás a su lado ante cualquier situación difícil para él/ella. En muchas ocasiones los niños se sienten amenazados y coaccionados por los acosadores, es por esto que temen contar su situación a los adultos, por vergüenza o por miedo a las consecuencias.

Dado el caso, es importante, no invadir ni presionar al niño sino más bien ofrecer un espacio seguro en el que pueda sentirse protegido, con el fin de que finalmente decida compartir sus sentimientos. Cada vez se convierten en más comunes las consultas psicológicas sobre el acoso escolar o bullying entre los adolescentes.

Los acosadores agreden de forma verbal o física y también utilizan las redes sociales para infringir daño moral a la víctima.

Algunas actitudes y comportamientos que utilizan los acosadores pueden ser las siguientes:

  • Insultos de forma continuada
  • Meterse con la apariencia física
  • Ignorarte o despreciarte intentando aislarte
  • Lastimarte, pegarte, chillidos o amenazas de cualquier modo…

Si te sientes identificado con alguna de estas situaciones puede que estás siendo víctima de acoso escolar.

Identifica los casos de acoso escolar y consulta como tratarlos con el equipo de psicologos de Psicoafirma en Madrid

Si crees que tu hijo/a sufre acoso escolar, intenta crear con él/ella un espacio de confianza en el que pueda abrirse y compartir contigo su situación.

Algunos estudiosos del maltrato escolar han descrito diferentes modos en los que los acosadores humillan y dañan psicológicamente al menor. A continuación describimos de forma breve algunas de estas manifestaciones:

  • Bloqueo social: Desde la marginación se intenta aislar, y generar un ambiente de desprotección en el que el menor se sienta solo.
  • Hostigamiento: Desprecio continuado y desconsideración hacia la dignidad del menor.
  • Manipulación: Desde esta forma de acoso se pretende distorsionar la imagen social del niño.
  • Coacciones: Con ello se pretende que la víctima realice actos en contra de su voluntad (algunos ejemplos de esto podrían ser las novatadas)
  • Exclusión social: Se intenta lograr una segregación social del niño.
  • Intimidaciones: Los acosadores pretender amedrantar y consumir emocionalmente al menor.
  • Agresiones: Tanto físicas como verbales, continuas humillaciones y vejaciones que minan la autoestima del menor
  • Amenazas: una forma de intimidar al menor es la amenaza de infringirle más daño en el caso de chivarse, por ello, muchos niño/as no cuentan la situaciones en la que se encuentran.

Si crees que tu hijo/a sufre acoso escolar, le ves triste o irritado, si llora a escondidas, si ves que se aísla en su habitación y no quiere hablar de su rutina escolar, intenta abrir con él/ella un lugar para la confianza entre ambos, que sea cordial, afable, sin presiones. Serán momentos en los que pueda abrirse y compartir contigo su situación. Si aún así ves que el niño/a sigue sin hablar de sus sentimientos, quizá sea hora de pensar el contactar con un psicólogo terapeuta especializado.

Desde nuestro gabinete psicológico en Madrid nos ponemos a tu disposición para ayudarte a ti y tu hijo, a reconstruir la autoestima dañada del niño/a, restituir su asertividad y trabajar habilidades sociales. Desde nuestra experiencia, sabemos que empoderar al menor y a su entorno, es importante para redirigir la situación de acoso.

Contacta con nuestros psicólogos en el teléfono 91 772 83 19 o si lo prefieres utiliza nuestra Clínica Virtual donde podrás consultar con un psicólogo online

Bibliografía:

  • Mingote, J.C y Requena, M (2008) “El malestar de los jóvenes: contextos, raíces y experiencias” España: Díaz de Santos.
  • López González B. y Do Pobo V. (2007). ACOSO ESCOLAR: El maltrato entre iguales. Su naturaleza, alcance, tratamiento y valoración jurídico-constitucional. 22ªª Jornadas de Coordinación de Defensores. Barcelona.
  • M. y Sullivan G. (2005). Bullying en la enseñanza secundaria: el acoso escolar: cómo se presenta y cómo afrontarlo. CEAC educación secundaria: Barcelona.

Sobre el autor

Añade tu comentario