¿Cómo superar un duelo?

Afrontar la muerte de un ser querido, qué debemos hacer.

El duelo es el proceso psicológico que conlleva una reacción emocional que nos produce la pérdida de un ser querido. El sufrimiento y la aflicción son las dos reacciones más comunes que se experimentan ante la ruptura de un vínculo. Esta reacción no solo incluye componentes emocionales (como la tristeza o el desánimo), sino también sociales (en ocasiones puede suponer cierto aislamiento), cognitivos (pensamientos pesimistas) y fisiológicos (falta de apetito y problemas de sueño). El proceso del duelo puede llegar a necesitar ayuda psicológica profesional si no se desarrolla de forma fluida y la persona que lo sufre se estanca en alguna de sus 5 fases.

La elaboración del proceso de un duelo es, por tanto, un proceso de superación de la pérdida de un ser querido. El tiempo de elaboración oscila, según los manuales psicológicos entre los tres y seis meses y depende mucho de la calidad del vínculo y el apego, del tipo de la pérdida (natural o por accidente), de la significación de la persona perdida y lo que esta simbolizaba en la estructura de personalidad de quien elabora el duelo…. Si no hay una buena elaboración y la sintomatología se extiende más allá de estos seis meses, sería conveniente consultar con un psicólogo y someterse a tratamiento psicológico cuanto antes. Nuestro gabinete de psicólogos en Madrid, tiene amplia experiencia en la elaboración terapias psicológicas para afrontar duelos complicados, enquistados y que sumen a la persona en un profundo desánimo y desasosiego.

A continuación desde nuestro centro piscológico os damos algunas claves para identificar las fases del duelo:

  • Fase de Negación: Consiste en negarse a sí mismo que la pérdida ha tenido lugar.
  • Fase de Enfado: Rabia por no poder evitar la pérdida del ser querido. En este momento se suelen buscar razones y culpables de la pérdida.
  • Fase de Negociación: Negociar e intentar razonar con uno mismo los pros y contras de la pérdida. La persona intenta buscar una solución a la pérdida a pesar de conocerse la imposibilidad de que suceda.
  • Fase de Dolor: Se experimenta tristeza por la pérdida, sufrimiento psicológico, desánimo, apatía… En este momento puede parecer que la persona atraviesa una depresión.
  • Fase de Aceptación: Se asume que la pérdida como inevitable. Muchas personas pueden temer que si aceptan la pérdida, olvidarán a la persona que acaban de perder. Este miedo es algo muy común y es necesario sostener y dar una escucha empática a la persona que acaba de sufrir la pérdida y recordar que no es lo mismo aceptar que olvidar.

 

Nuestro gabinete psicológico te ayuda a encontrar la forma de afrontar y superar un duelo por la pérdida de un ser querido

El ocaso, una metáfora que nos ayuda a entender que el duelo es el proceso psicológico que conlleva una reacción emocional que nos produce la pérdida de un ser querido.

 

Hay diferentes tipos de duelos, aquí os daremos tres ejemplos para ilustrar las distintas formas que hay según su proceso:

  • Un duelo bloqueado es un duelo anclado, enquistado, persiste una negación de la pérdida y por tanto, no puede finalizarse el proceso. Esta clase de duelo necesita ayuda psicológica y tratamiento de eses sentimientos de negación y tristeza.
  • El duelo patológico es un duelo en el que la tristeza, la rabia y otras sintomatología se extienden por más tiempo de lo que se consideraría adaptable y/o la intensidad de estos síntomas dificulta la rutina de quien ha sufrido la pérdida y de los que le rodean. Nuestros psicólogos te ayudarán a superar esta pérdida y poder
  • Por último, el duelo resuelto es aquel que se considera según los parámetros de normalidad dentro de lo difícil que resulta la experiencia de la pérdida, y en el que la persona se adapta a vivir sin el otro después de un tiempo considerable.

Recordad que el duelo en sí mismo no es una patología psicológica, sino un proceso normal de elaborar una pérdida, lo problemático es que la intensidad y/o tiempo se incremente dificultando la adaptación de la persona.

Os ofrecemos algunos consejos para el acompañamiento de la elaboración del duelo, decálogo del acompañante de un duelo:

  • Permitiré y animaré la expresión de los sentimientos de dolor y de tristeza por la pérdida del ser querido, sin salir huyendo ante la manifestación de los mismos.
  • Mantendré una actitud de escucha y atención para el dolor, la tristeza, la rabia, la frustración, la soledad y todos los sentimientos que acompañan la aflicción.
  • Prestaré, mientras sea necesario, mis hombros, mis brazos y mi pecho como consuelo de la persona doliente.
  • No esperaré a que él o ella busque ayuda, tomaré la iniciativa visitándolo o llamándolo.
  • Respetaré las diferencias individuales en la expresión del dolor y en la recuperación del mismo.
  • Estaré atento a las reacciones anormales o distorsionadas del duelo.
  • Animaré la realización de todas las actividades necesarias para la promoción, mantenimiento de la salud y prevención de enfermedades durante el duelo.
  • Una vez alcanzada la recuperación, animaré y colaboraré en el establecimiento de actividades para el doliente.

Si necesitas más información o tienes dudas sobre como actuar en una situación de duelo puedes consultarnos en nuestra Clínica Virtual donde serás atendido por un psicólogo online.

Si lo prefieres contacta con nuestro psicólogo en el teléfono 91 772 83 19

 

Bibliografía:

Los Duelos : aspectos estructurales y clínicos dictado en el Servicio de Psicopatología del Hospital General de Agudos Dr. José María Ramos Mejía.

El camino de las lágrimas: un mapa del proceso del duelo de Jorge Bucay.

Aprender de la pérdida de Robert Neymeyer

Sobre el autor

Añade tu comentario