Síntomas de estrés y cómo combatirlo

¿Qué es el estrés? ¿Cuándo se convierte en un problema psicológico?

El término estrés procede del campo de la física. Para hacernos una idea, tenemos que visualizar lo que ocurre cuando aplicamos fuerza a un objeto elástico, como una goma o un muelle. Cuando aplicamos una fuerza a un objeto de esta naturaleza, aquel soporta una tensión; esta similitud nos viene muy bien para explicar el fenómeno del estrés. En ocasiones ese factor estresante puede ser un factor externo (una mudanza, una ruptura sentimental, cambios laborales…) y en otras ocasiones pueden ser factores internalizados. La internalización es un mecanismo psicológico por el cual las personas aceptan una pauta social hasta considerarla parte de su personalidad.

El estrés por sí mismo no es necesariamente perjudicial, a niveles moderados puede proporcionar nuevas oportunidades para enfrentarnos a situaciones nuevas y por consiguiente, desarrollar diferentes recursos. La ansiedad y el estrés conviven con nosotros, y a niveles comunes suponen cierta adaptabilidad saludable que no necesita de tratamiento o ayuda psicológica.

El problema comienza cuando los niveles se incrementan rápidamente y/o se hacen muy intensos, hasta llevar a cierto sufrimiento psicológico. Cualquier cambio en nuestra rutina también puede ser un factor estresante, todo aquello que escapa a nuestro control puede conllevar ciertos niveles de estrés que necesiten ser tratados por un psicólogo profesional.

El estrés mal canalizado puede afectar a nuestro estado mental. Consulta con nuestro gabinete de psicólogos como tratar esta situación

El estrés cotidiano, como la ansiedad, pueden suelen provocar reacciones de huida, ya que enfrentar las situaciones que generan estrés genera mucha incomodidad.

En la rutina diaria podemos encontrar numerosos estímulos que, en ocasiones, pueden suponer problemas de estrés. Estamos sometidos, por nuestro ritmo de vida, a mucha presión. En nuestro gabinete psicólogico de Madrid nos encontramos con personas con la premisa “debo llegar a todo…” sin darse cuenta de que esto mismo es lo que nos produce el sufrimiento.

El estrés, como la ansiedad, hace que sintamos como amenazas, algunas situaciones. Necesitando someternos a terapias y ayuda psicológica para poder afrontar esta situación de estrés creada por nosotros mismos.

¿Cómo identificamos el estrés en nosotros mismos?

A nivel somático: se acelera el ritmo cardíaco, puede aparecer insomnio, fatiga, alteración de las conductas de alimentación... llegando a provocar problemas de salud física.

A nivel emocional, puede aparecer irritabilidad o apatía que si no es tratada por un profesional en psicología a tiempo puede influir en sus relaciones con las personas que te rodean.

Lo más significativo y frustrante, es la inquietud e inseguridad que provoca en nosotros psicológicamente. Provocando en nosotros reacciones de huida, ya que enfrentarnos a estas situaciones genera mucha incomodidad.

¿Cómo hacer frente al estrés diario?

Desde Psicoafirma queremos proporcionarte unas claves elementales para que puedas manejar tu nivel de estrés. Si tienes dudas o sientes que el estrés ya te afecta psicológicamente a ti y a a los que te rodean en tu día a día no dudes en contactar con nuestro equipo de psicólogos en Madrid.

Claves para manejar y reducir tu nivel de estrés:

  1. Establecer prioridades: en ocasiones es importante aprender a decir “no”, esto no significa que seas peor persona o que no te preocupes por los demás. Simplemente debes priorizar tu tiempo y tu salud psicológica y física.
  2. Procurar una vida equilibrada: manteniendo una vida ordenada, con hábitos regulares en alimentación y sueño, dejando de lado el sedentarismo:la práctica de ejercicio nos hace sentir vitales, focalizando la atención en nuestra corporalidad.
  3. Planificar tiempo de descanso, que nos acerquen a actividades de ocio personal en el que nos iremos conociendo. Este tiempo servirá para conocer tus inquietudes a nivel personal.
  4. Conservar las relaciones sociales en las que apoyarse, tanto para compartir necesidades o problemas como para disfrutar de tiempo de ocio.

Aquello que supone un cambio en nuestra rutina, es susceptible de generar estrés, en este sentido, cada persona tiene una predisposición diferente y por ello, el estrés no se experimenta de igual manera. Es saludable reconocer tus propias necesidades y cuidar de uno mismo para obtener un equilibrio físico y psicológico.

Qué hacer cuando las claves de autoayuda fallan:

Si a pesar de movilizar todos sus recursos el malestar persiste, es el momento de pedir ayuda profesional psicológica. Para ello, desde nuestro equipo terapéutico de psicólogos en Madrid, necesitamos conocer cuáles son aquellos factores que te hacen poner en tensión, y cómo haces frente a dichas situaciones. Una vez analizada estas situaciones programaremos una terapia psicológica de ayuda en la que te enseñaremos a priorizar tus emociones: crear nuevos recursos, nuevas habilidades, y por tanto conocer una versión nueva de ti mismo/a más saludable.

Nuestro gabinete de psicólogos especializados, te ayudará a abrir nuevos espacios en los que desarrollar recursos y capacidades para afrontar este tipo de problemática, y así podrás descubrirte de una nueva manera.

Bibliografía:

Labrador, F. (1993). Estrés: Trastornos psicofisiológicos. Madrid: Eudema Isbn.

Lazarus, R. & Folkman, S. (1986). Estrés y procesos cognitivos. Barcelona: Editorial Martínez Roca.

LeDoux, J. (1999) El cerebro emocional. Barcelona: Planeta.

Sobre el autor

Añade tu comentario