Trastornos del estado de ánimo: depresión, trastorno bipolar, manías…

El trastorno depresivo afecta de un modo global a la persona, produciendo cambios que alcanzan a todas las áreas de su comportamiento.

En ocasiones el estado depresivo se alterna con episodios maníacos, donde persiste el ánimo anormal y persistentemente elevado, expansivo o irritable, con síntomas como autoestima exagerada, disminución de la necesidad de dormir, pensamiento acelerado, distraibilidad, etc, afectándose el ámbito laboral y las actividades sociales.

El Trastorno Bipolar se constituye con frecuentes cambios en el estado de ánimo, pudiéndose alternar episodios depresivos y maníacos o hipomaníacos.

Es preciso evaluar y considerar un conjunto amplio de actividades y relaciones de la persona, para conocer en profundidad la dinámica del problema. ¿Qué hace que una determinada persona llegue a padecer un trastorno depresivo o maníaco? ¿Qué factores están contribuyendo al mantenimiento del problema? ¿Qué cosas le gustan o le hacen sentir bien?

¿Cómo se regula el estado de ánimo?

El reconocimiento de la depresión o de la manía, así como la identificación empática del sufrimiento que padece la persona es clave para la correcta evolución del trastorno. Si piensas que tu estado de ánimo está cambiando es fundamental pedir ayuda profesional lo antes posible.

La psicoterapia va a constituirse como el tratamiento de elección, pudiendo ser necesario el tratamiento farmacológico en los casos de mayor gravedad. En Psicoafirma apostamos por un abordaje terapéutico individualizado y adaptado a las necesidades particulares de cada persona.

Psicólogos en madrid expertos en depresion y trastonos del estado de animo

¡Curar la depresión es posible con la ayuda de un profesional en psicología!

Se puede volver a disfrutar de la vida.

Nuestro equipo clínico interdisciplinar (psicólogos y psiquiatras colegiados), te ayudarán a regular el estado de ánimo. Perseguimos los siguientes Objetivos:

  • Evaluar el Estado de Ánimo de una manera amplia, con un análisis profundo de las áreas afectadas, favoreciendo la regulación emocional.
  • Abordaje Familiar, dirigido a hacer comprender la síntomatología y su valor dentro de la dinámica de funcionamiento familiar.
  • Establecer una Relación Terapéutica de Ayuda, favoreciendo un clima de colaboración y de entendimiento, aproximándonos al origen del problema.
  • Diseñar un Plan de Tratamiento adaptado a las necesidades de cada caso en particular, comenzando por la resolución de los problemas que generan más incapacidad en el ámbito familiar, laboral y social.
  • Dotar de Herramientas y Recursos que le ayuden a combatir la depresión y el trastorno bipolar, modificando creencias disfuncionales que contribuyan a su malestar, aumentando su autoestima y su autonomía.

Volver a Terapias para Adultos