Huyendo de los pensamientos negativos… ¿cómo pensar en positivo?

En numerosas ocasiones nuestra mente se queda anclada y atrapada en pensamientos negativos, y nos hacen sentirnos decaídos, absorbidos por una espiral que nos sume en la tristeza y en la desidia. Estos pensamientos negativos se vuelven circulares y parecen ejercer sobre nosotros cierto  poder, haciéndonos acercarnos a la apatía o a la depresión.

 

los pensamiento negativos tienen una base irracional que podemos corregir.

 

En la actualidad existen un aluvión de claves para intentar contrarestar estos efectos y disminuir su efecto en nuestra autoestima. En este blog te daremos algunos consejos que pueden servirte de utilidad.

Seguro que en alguna ocasión te has dejado llevar por pensamientos como “no valgo lo suficiente” “soy un desastre y no puedo cambiarlo” “todo me sale mal” … estos son solo algunos ejemplos de la enorme cantidad de pensamientos negativos que en ocasiones se vuelven recurrentes y nos atormentan sumiéndonos en un espiral que puede parecer difícil de parar.

Aquí te dejamos algunos claves, para que aprendas a identificarlos, ya que en buena parte, de esto depende poder neutralizarlos y mejorar tu bienestar emocional.

 

  • Autoculparse, y castigarse a si mismo o centrarnos en los aspectos negativos de otros no ayuda. Aquí te planteamos una alternativa: pensar de forma constructiva. Reflexionar de forma serena, puede ayudar a responsabilizarnos de forma adulta de aquellas cosas que dependan de nosotros y asumir que hay circunstancias que no podemos cambiar, por lo que se hace necesario aprender a tolerar la frustración para crecer.
  • Dramatizar, ser catastrofista y obsesionarnos con la espiral negativa de estos pensamientos, puede sin embargo frenarse, neutralizarse, si aprendemos a lanzar contramensajes más racionales. Ya que no debemos olvidar que los pensamiento negativos tienen una base irracional, que podemos corregir.
  • Generalizar lo negativo y minimizar lo positivo es otra estrategia perversa de nuestra mente, contra la que debemos aprender a luchar para no caer en ese juego que nos somete a sentirnos mal, tristes, impotentes…

Esta espiral de pensamientos negativos tiende a aislarnos del resto y por ello es importante aprender a luchar contra esto para poder vernos de una forma más realista. Relativizar es una buena estrategia para intentar neutralizar esto.

Muchas veces se suele decir que las personas negativas son aquellas que son mas realistas y las optimistas más soñadoras. Desde el marco de trabajo desde el cual nuestro equipo se ha formado, hemos comprobado a través de nuestra experiencia clínica que es necesario integrar estos dos componentes: la ilusión y el ser realista. Ambos son necesarios para un crecimiento psicológico saludable.

Los grandes aprendizajes de la vida, se llevan a cabo en el marco de las relaciones personales.

Sobre el autor

Añade tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.